ASOS Deja De Vender Mohair, Seda, Cachemira y Plumas En Todas Su Plataformas De Venta

 

Para su publicación inmediata:

18 de junio de 2018

Contacto:

Sascha Camilli +44 (0) 20 7923 6244; [email protected]

ASOS DEJA DE VENDER MOHAIR, SEDA, CACHEMIRA Y PLUMAS EN TODAS SU PLATAFORMAS DE VENTA

PETA elogia al minorista en línea por fortalecer su política de bienestar animal

Madrid – Un nuevo exposé en video de PETA de la industria del mohair en Sudáfrica (de donde proviene el 50 por ciento del mohair del mundo) ha motivado a más de 140 de los minoristas internacionales más importantes, incluyendo Topshop y H&M, a dejar de vender el cruel material. Ahora, la plataforma de moda en línea internacional ASOS no solo se ha sumado a ellos, sino que ha dado otro paso.

Luego de su decisión de no vender mohair, ASOS, que vende más de 850 marcas, así como su propia marca de ropa y accesorios, confirmó que también dejará de vender cachemira, seda, plumón y plumas en toda su plataforma.

“PETA aplaude a ASOS por liderar el cambio de la compasión en la moda”, dice la directora de proyectos corporativos, Yvonne Taylor. “En respuesta a las campañas de PETA, los consumidores están cambiando la cara de la industria demandando que los diseñadores y minoristas cambien materiales derivados de animales por alternativas libres de crueldad que lucen espléndidas sin causar sufrimiento.”

Cada año, las industrias del mohair, cachemira, plumón y seda explotan innumerables cabras, gansos, patos y gusanos de seda, generando un dolor y sufrimiento innecesarios en estos seres sintientes. PETA, cuyo lema en parte dice que “los animales no son nuestros para vestirnos con ellos”, reveló que las cabras criadas por la industria del mohair padecieron la mutilación de sus sensibles orejas con tenazas para tatuajes, mientras gritaban de dolor. Los esquiladores, quienes son pagados por volumen y no por hora, trabajaban rápidamente y sin cuidado, dejando a los animales cortados y sangrando. Los trabajadores las cosieron torpemente y sin darles analgésicos.

Las cabras de cachemira, quienes son criadas por a millones en China y Mongolia, necesitan sus mantos para protegerse del intenso frío. Pero son frecuentemente esquiladas a mediados del invierno para satisfacer la demanda, y muchas mueren por exposición a causa de ello. Las cabras jóvenes con “defectos” perceptibles en sus pelajes, son asesinadas, y la fauna autóctona a menudo es perseguida y matada para proteger a la industria.

La mayoría del plumón proviene de aves quienes son víctimas de las industrias de la carne y el foie gras. A menudo son sujetadas en el suelo por los trabajadores, quienes violentamente les arrancan puñados de plumas de su delicada piel mientras gritan de dolor. En la producción de seda, los gusanos de seda son  hervidos o gaseados vivos en sus capullos. Aproximadamente 6.600 de ellos son matados para obtener un kilo de seda.

Los materiales veganos de lujo actuales no solo son idénticos a las fibras derivadas de animales, sino que a menudo tienen un mejor rendimiento y son menos dañinas con el medioambiente.

Para más información, por favor visite PETA.org.uk

#