CIENTOS DE PERSONAS SE MANIFIESTAN POR LAS SANGRIENTAS CORRIDAS DE TOROS EN PAMPLONA

 

Para su publicación inmediata:

5 de julio de 2018

Contacto:

Sascha Camilli +44 (0) 20 7923 6244; [email protected]

CIENTOS DE PERSONAS SE MANIFIESTAN POR LAS SANGRIENTAS CORRIDAS DE TOROS EN PAMPLONA

Seguidores de PETA le dirán al público que el tormento y matanza de toros debe terminar ya

Pamplona – Hoy, más de 100 seguidores de PETA y la agrupación española de protección de animales AnimaNaturalis marcharon al ritmo de los tambores hacia la Plaza Consistorial, en Pamplona, España. Con carteles en los que se leía: “Basta de sangrientas corridas de toros”, montaron una protesta de alto impacto por el terriblemente cruel Encierro de Toros durante el festival de San Fermín. Los manifestantes, la mitad de los cuales eran “corredores” y la otra mitad “toros”, lanzaron al cielo bengalas de color rojo sangre, pidiendo así el fin del tormento y matanza anual de toros en la ciudad.

Fotos del evento disponibles aquíaquíaquí y aquí, y filmación en video disponible aquí. Más fotos disponibles a pedido.

“Los más de 100 manifestantes representan la mayoría de la gente en todo el mundo, cuya tolerancia a este espectáculo de corrida de toros arcaico y asesino se acabó hace tiempo”, dice la directora de PETA, Elisa Allen. “Es hora de que Pamplona deje de permitir que les claven lanzas y apuñalen hasta la muerte a los toros aterrorizados, para esta forma de un llamado ‘entretenimiento’ que no es más que sed de sangre.”

PETA, cuyo lema en parte dice que “los animales no son nuestros para usar como entretenimiento”, señala que más de 100 pueblos y ciudades españolas han prohibido las corridas de toros. Pero en Pamplona, los toros son atormentados con picanas eléctricas y palos afilados antes de patinar y resbalar por las angostas calles en su camino hacia una muerte violenta en la arena. Una vez allí, unos ocho hombres se burlan, golpean y pinchan a cada toro con dagas y banderillas (como arpones) hasta que el animal se debilita por la pérdida de sangre. Entonces el matador apuñala al animal exhausto con una espada y un ejecutor le corta la médula espinal. Muchos toros se paralizan pero permanecen conscientes  mientras son encadenados y arrastrados fuera de la arena.

PETA y otras agrupaciones protectoras de animales vienen protestando hace tiempo contra el baño de sangre anual de Pamplona. En el festival de San Fermín del año pasado, oficiales se llevaron a la rastra a los miembros de Vegan Strike Group, luego de haber saltado a la arena para proteger a un toro que estaba echado sangrando moribundo por las heridas.

Para más información, por favor visite PETA.org.uk.

#

{LINK_TO_UNSUBSCRIBE}