Después De Las Violaciones De San Fermín, 30 Organizaciones En Pro De Las Mujeres, Niños Y Animales Instan A Prohibir El Evento

 

Para su publicación inmediata:

26 de julio de 2016

Contacto:

Sonul Badiani-Hamment +44 (0) 20 7837 6327, ext 213; [email protected]

DESPUÉS DE LAS VIOLACIONES DE SAN FERMÍN, 30 ORGANIZACIONES EN PRO DE LAS MUJERES, NIÑOS Y ANIMALES INSTAN A PROHIBIR EL EVENTO

PETA, Solace Women’s Aid, Stand Together, NAPAC y otros, llaman a poner fin al violento festival 

Pamplona, España –   En un frente unido contra la violencia, el abuso sexual y la crueldad a los animales ocurridos en el festival de San Fermín este mes, un grupo de 30 organizaciones en pro de las mujeres, niños y animales se han unido para enviar una carta al alcalde de Pamplona Joseba Asirón llamando a la finalización del evento. La carta se envía tras 11 alegatos de abuso sexual, cuatro violaciones y un intento de violación contra mujeres, niños y hombres durante el festival. Las víctimas humanas se suman a los 54 toros golpeados y aterrorizados mientras se resbalan y patinan por las calles angostas de la ciudad hacia la plaza de toros, donde serán torturados y asesinados.

En su carta, los grupos destacan los numerosos estudios que indican que existe un vínculo directo entre la crueldad hacia los animales y la violencia contra los humanos, y señalan que “la insensatez y crueldad inherente en las corridas de toros y en los encierros pueden fomentar una atmósfera peligrosa e ilegal, en la que la seguridad y las vidas de humanos y animales se ponen en riesgo por el bien del depravado así llamado ‘entretenimiento'”.

“¿Cuántas víctimas más harán falta en San Fermín para que Pamplona se una a las más de 100 ciudades y pueblos progresistas españoles que han prohibido los crueles eventos que maltratan a los toros?”, pregunta la directora de PETA, Mimi Bekhechi. Existe un probado vínculo entre la violencia a los humanos y la crueldad hacia los animales, y es por esto que las agrupaciones en pro de las mujeres y niños se suman al llamamiento de PETA al alcalde Asirón para proteger a todos los seres vivos, poniendo fin de inmediato a este espectáculo violento e insensato.”

En una típica corrida de toros, unos ocho hombres se provocan, golpean y apuñalan a un solo toro con estoques y banderillas (como arpones), hasta que lo debilitan por la cantidad de sangre que pierde. El matador entonces clava una espada entre los omóplatos exhaustos del animal y un verdugo le corta la médula espinal. Muchos toros están paralizados y aun conscientes mientras son encadenados y arrastrados fuera de la plaza.

Para más información, por favor visite PETA.org.uk.