Muertes de Toros en Plazas de Toros Españolas Caen un 56% en 10 años

 

Para su publicación inmediata:

10 de julio de 2019

Contacto:

Sascha Camilli +44 (0) 20 7923 6244; [email protected]

MUERTES DE TOROS EN PLAZAS DE TOROS ESPAÑOLAS CAEN UN 56% EN 10 AÑOS

Nueva investigación de PETA revela una fuerte baja en el cruel y sangriento deporte

Madrid – Según datos recientes publicados por autoridades españolas, PETA ha calculado que el número de animales asesinados durante corridas de toros en España ha bajado más de un 50% en los últimos 10 años.

Este espectáculo arcaico ha caído en desgracia para la mayoría de los españoles (y de los turistas): el número de toros apuñalados y asesinados cayó de aproximadamente 16.000 (en 2008) a unos 7.000 (en 2018). La caída obedece a la creciente oposición a las corridas de toros en toda España en años recientes; Cataluña y las Islas Baleares aprobaron ambas leyes parlamentarias que acabaron efectivamente las corridas de toros en sus comunidades autónomas.

Estos datos se presentan justo en los días previos al festival de San Fermín y su tristemente célebre encierro, que sigue atrayendo más de un millón de turistas. Puesto que la mayoría de los turistas desconocen que los toros obligados a resbalarse y deslizarse por las calles angostas de la ciudad serán posteriormente apuñalados en la plaza de toros, PETA, junto a la agrupación AnimaNaturalis, pondrán en escena una gran demostración el día previo al evento, como lo ha venido haciendo en los últimos 18 años, para alentar a los turistas a dejar de apoyar las sangrientas corridas de toros y no asistir a ellas. Más información disponible aquí.

“Las corridas de toros no tienen espacio en una sociedad civilizada y están por terminar”, dice la directora de PETA, Elisa Allen. “PETA hace un llamamiento a los turistas a dejar de apoyar este sangriento espectáculo y a Pamplona para que se sume a las más de 100 ciudades y pueblos españoles que se declararon anticorridas”.

PETA, cuyo lema en parte dice que “los animales no son nuestros para usar para el entretenimiento”, señala que, durante una típica corrida de toros, varios hombres provocan y apuñalan al toro con banderillas que son como arpones, hasta que se debilita por la pérdida de sangre. Entonces el matador apuñala al exhausto animal con una espada y si el toro no muere de inmediato, el matador usará una daga para cortarle la médula espinal. Muchos toros están paralizados, pero aún conscientes mientras les cortan las orejas o el rabo para ser entregados como trofeos.

Para más información, por favor visite PETA.org.uk.

 

#