OPOSICIÓN A CRUELDAD HACIA COCODRILOS SE DIRIGE A SALA DEL DIRECTORIO DE LOUIS VUITTON

 

Para su publicación inmediata:

12 de enero de 2017 

Contacto:
Sascha Camilli +44 (0) 20 7837 6327, ext 235; [email protected]

OPOSICIÓN A CRUELDAD HACIA COCODRILOS SE DIRIGE A SALA DEL DIRECTORIO DE LOUIS VUITTON

PETA US compra acciones de la compañía matriz de la firma para presionar por el fin de ventas de pieles exóticas desde dentro de la compañía

Madrid – Tras el exposé de PETA, que reveló que reptiles en granjas de cocodrilos en Vietnam – incluyendo dos que han suministrado pieles a una tenería propiedad de la compañía matriz de Louis Vuitton, LVMH – son confinados en fosas minúsculas y a veces son cortados vivos y apaleados, PETA US se ha convertido en un accionista de LVMH en Euronext Paris, para presionar a la compañía para que deje de vender mercancías con pieles exóticas.

“Cada exposé de PETA sobre la industria de pieles exóticas, descubre que seres vivos sintientes son hacinados en fosas mugrientas, cortados en pedazos y que se los deja morir”, dice la directora de Programas Internacionales de PETA, Mimi Bekhechi. “Desde manifestaciones en la calle, a opinar en la sala de directorio, la filial de PETA US presionará a LVMH para que deje de vender todo bolso, correa de cuero o zapatos realizados con piel de reptiles.”

El exposé de PETA revela que en las dos granjas que han provisto a LVMH, los reptiles yacen sin moverse de a miles en celdas de concreto minúsculas, algunas más pequeñas que sus propios cuerpos, durante 15 meses, para luego ser finalmente asesinados. Otros fueron hacinados de a decenas en fosas estériles de concreto. En otra granja, trabajadores cortaron los cuellos de cocodrilos en pedazos y encajaron varas metálicas en sus espinas dorsales mientras la sangre fluía desde las heridas. Y se muestra a un cocodrilo que aún se mueve luego de ser despellejado. Este método de matanza es desde hace tiempo visto como inhumano, y expertos han encontrado que los cocodrilos permanecen conscientes por más de una hora luego de que les cortan la espina dorsal y los vasos sanguíneos.

PETA, cuyo lema en parte dice que “los animales no son nuestros para vestir”, ha expuesto la crueldad en las granjas de reptiles en tres continentes (África, Asia y Norteamérica) y cada vez ha demostrado que estos animales inteligentes y sensibles padecen un sórdido encarcelamiento y una muerte violenta.

Para más información acerca de la industria de pieles exóticas, por favor visite PETA.org.uk.

 

#