PETA US COMPRA ACCIONES EN “PARQUES REUNIDOS”, PARA PRESIONAR LA LIBERACIÓN DE ORCAS ENCARCELADAS

 

 

Para su publicación inmediata:

7 de marzo de 2017

Contacto:

Sascha Camilli +44 (0) 20 7923 6244; [email protected]

PETA US COMPRA ACCIONES EN “PARQUES REUNIDOS”, PARA PRESIONAR LA LIBERACIÓN DE ORCAS ENCARCELADAS

La adquisición permitirá al grupo abogar para que los animales sean liberados en santuarios costales

Madrid – PETA US, se ha convertido en accionista de Parques Reunidos, la madrileña empresa matriz de Marineland en Francia, y Seaquarium de Miami, en los Estados Unidos. De este modo podrá abogar por las orcas que son mantenidas en prisiones de concreto para que sean liberadas en santuarios costeros.

Cuatro orcas­ ­–Wikie, Inouk, Moana y Keijo – están hoy atrapadas en Marineland, donde al menos 12 orcas han muerto desde 1970. Entre ellas, Valentín de 19 años, quien murió en 2015 a raíz de varias heridas internas tras una tormenta que causó que los sistemas de oxigenación y filtración fallaran, dejándolo atrapado en un charco de agua enlodada. Esto, meses después de que su madre Freya muriera – décadas antes de la expectativa normal de vida de orcas hembra en su hábitat natural.

Lolita, la única orca en Seaquarium Miami, ha pasado cerca de medio siglo en cautiverio. Ha estado en soledad desde 1980, cuando su compañero de celda, Hugo, murió en un aparente suicidio después de azotarse contra las paredes del tanque. La compra de acciones por parte de PETA EUA, viene acompañada del 37 aniversario de la muerte de Hugo.

“Por décadas, orcas viviendo en estas crueles celdas de concreto han arremetido contra las paredes con la cabeza, mordisqueado barrotes de metal, y muerto muy por debajo de su expectativa natural de vida”, comenta la Directora de Programas Internacionales de PETA, Mimi Bekhechi. “PETA está haciendo un llamado para que estos animales, altamente inteligentes y sociables, sean liberados en santuarios junto al mar, en donde serían capaces de sumergirse en las profundidades, sentir las corrientes marinas y, por fin, vivir vidas significativas.”

PETA – cuyo lema dice, en parte que “los animales no son nuestros para usarlos como entretenimiento” – destaca que en su hábitat natural, las orcas establecen tradiciones culturales y estructuras sociales sofisticadas. Nadan hasta 100 millas al día, merodean libremente las aguas, y establecen relaciones estrechas con sus familiares, mismos con los que a menudo permanecen de por vida. Las orcas cautivas, por otro lado, solo pueden nadar en círculos dentro de sus diminutos tanques de concreto. Y son forzadas a interpretar trucos circenses para recibir comida.

Para más información, por favor visita PETA.org.uk.

#