Presidente instado a cerrar las granjas peleteras en España tras casos de COVID-19 en visones

 

Para su publicación inmediata:

29 de julio de 2020

Contacto:

Sascha Camilli +44 (0) 20 7923 6244; [email protected]

Presidente instado a cerrar las granjas peleteras en España tras casos de COVID-19 en visones

Siendo que los virus mortales están vinculados a la fauna silvestre cautiva, PETA insiste en la necesidad de implementar una prohibición de inmediato

Madrid – Tras la información de que 93.000 animales serán asesinados en una granja peletera española después de que animales y trabajadores resultaran positivos por COVID-19, PETA le envió una carta (disponible aquí) esta mañana al presidente del gobierno español Pedro Sánchez instándolo a implementar la prohibición de las granjas peleteras en España y a cerrar las 37 instalaciones de este tipo que quedan en el país.

La acción se da después que el parlamento de Países Bajos votara por el adelantamiento de la implementación de la prohibición de granjas peleteras en su país, con una abrumadora mayoría. La prohibición que estaba originalmente prevista para el año 2024, fue adelantada tras el surgimiento de brotes de COVID-19 en granjas peleteras. Se encontraron más casos de la enfermedad en granjas de visones en Dinamarca.

La agrupación señala que los visones pueden portar o transmitir una amplia variedad de bacterias y virus zoonóticos, incluyendo SARM, hepatitis E, influenza y salmonela, y que cuando se trata del riesgo de salud pública, las granjas peleteras no se diferencian de los mercados de animales vivos en los que se cree que se originó el nuevo coronavirus. En estas instalaciones, los visones son albergados unos junto a otros en filas de jaulas de alambre, donde los intercambios de fluidos corporales facilitan la propagación de la enfermedad.

“Permitir que estas insalubres granjas peleteras -muchas de las cuales están situadas en las regiones más golpeadas por la pandemia de COVID-19- continúen operando sería un incumplimiento grave del deber”, escribe la directora de PETA, Elisa Allen. “Por el bien de los animales y la seguridad humana, este es el momento de actuar y crear leyes que prohíban las granjas peleteras en España”, señala.

En investigaciones sobre las granjas de visones en Europa se encontró que los animales estaban confinados en pequeñas jaulas de alambre sin acceso al césped ni a agua donde nadar. Algunos fueron forzados a vivir junto a los cadáveres en descomposición de sus compañeros de jaula. Muchos estaban severamente lastimados o tenían heridas sin tratar, y algunos se automutilaban por el estrés del cautiverio. Al final de sus tristes vidas, comúnmente son gaseados hasta la muerte.

Si España prohíbe las granjas peleteras se sumaría a la larga lista de países que han implementado prohibiciones similares, como Austria, República Checa, Israel y el Reino Unido.

PETA, cuyo lema dice en parte que “los animales no son nuestros para vestirnos con ellos”, se opone al especismo, que es una visión supremacista del mundo. Para más información, por favor visite PETA.org.uk.

#