¿SEGUIRÁ BARCELONA EJEMPLO DE SU CIUDAD HERMANA Y PROHIBIRÁ VENTA DE PIELES?

 

Para su publicación inmediata:

8 de mayo de 2018

Contactos:

Sascha Camilli +44 (0) 20 7923 6244; [email protected]

¿SEGUIRÁ BARCELONA EJEMPLO DE SU CIUDAD HERMANA Y PROHIBIRÁ VENTA DE PIELES?

PETA pide a la ciudad que se una a San Francisco y sea libre de pieles

Barcelona – La ciudad de San Francisco prohibió oficialmente la venta de pieles en marzo y, como Barcelona es ciudad hermana de San Francisco, PETA envió una carta esta mañana pidiéndole al alcalde Colau que siga su compasivo ejemplo.

En la carta, PETA señala que 50 millones de visones, zorros, chinchillas e incluso hámsteres son asesinados por su pelaje cada año. La gran mayoría es criada en pequeñas jaulas en granjas peleteras, donde sufren negligencia, hambre y deshidratación y donde el estrés constante de la reclusión hace que muchos enloquezcan, generando automutilación y canibalismo. Para mantener las pieles intactas, puede que los productores de pieles maten a los animales con gas, los electrocuten, envenenen o les fracturen el cuello.

“Hace dos años, Barcelona se declaró una ciudad progresista ‘amigable para los vegetarianos’, y PETA está pidiendo que el siguiente paso compasivo sea la prohibición de la venta de pieles”, dice Elisa Allen, directora de PETA. “Al quedar sin pieles, Barcelona se uniría a San Francisco en hacer una gran diferencia para los animales que sufren y mueren en las granjas peleteras de todo el mundo”.

PETA – cuyo lema dice en parte, que “los animales no son nuestros para vestirnos” – señala que la crueldad de la industria peletera no se limita a las granjas de pieles: mapaches, coyotes y otros animales quedan atrapados en cepos de mandíbulas de acero que mutilan sus patas y piernas, y algunos tratan de arrancar a mordiscos sus propias extremidades en desesperados intentos de escapar. Cuando los tramperos llegan, los pisan, les disparan o los golpean hasta matarlos. La industria peletera también causa estragos en el medio ambiente, ya que los fuertes productos químicos, utilizados para evitar que las pieles de los animales se descompongan, terminan en los ríos junto con el fósforo de los desechos de los animales vivos.

Por todas estas razones, muchas de las principales marcas de moda, entre ellas Gucci, Versace, Donna Karan y John Galliano, han dejado las pieles  recientemente.

La carta de PETA al alcalde Colau está disponible a solicitud. Para obtener más información, visite PETA.org.uk.

 

#