VIDEO DE TESTIGO MUESTRA PERROS DEBILITADOS SUFRIENDO EN LABORATORIO FRANCÉS

 

Para su publicación inmediata:

2 de diciembre de 2016

Contacto:

Sascha Camilli +44 (0) 20 7837 6327, ext 235; [email protected]

VIDEO DE TESTIGO MUESTRA PERROS DEBILITADOS SUFRIENDO EN LABORATORIO FRANCÉS

PETA hace un llamamiento por el fin de los crueles experimentos de distrofia muscular en Beagles, Golden Retrievers y otros perros

Madrid – PETA obtuvo una filmación en video de un testigo dentro de la Escuela Nacional de Veterinaria de Alfort de Francia, donde los perros son criados para desarrollar deterioro muscular incapacitante y doloroso, y debilidad. La distrofia muscular (DM), incluyendo una forma particularmente agresiva llamada distrofia muscular de Duchenne (DMD), hace estragos en sus cuerpos; los perros luchan por poder caminar, tragar y hasta respirar.

PETA hace un llamamiento a la organización benéfica AFM-Téléthon para dejar de financiar estos crueles experimentos en animales y apoyar solo proyectos de investigación moderna sin animales. La agrupación también hace un llamamiento a la Escuela Nacional de Veterinaria de Alfort para cambiar a métodos de investigación humanos. El video del testigo fue entregado a PETA por la agrupación de derechos animales francesa Animal Testing.

“Décadas de experimentos dolorosos por generaciones de perros debilitados y sufrientes no pudieron resultar en una cura y ni siquiera en un tratamiento que pueda revertir el curso de la distrofia muscular en humanos”, dice la Dra. Julia Baines, asesora de política científica de PETA. “PETA hace un llamamiento al fin inmediato de estos experimentos crueles e inútiles así como a un apoyo incrementado a la investigación prometedora sin animales”.

En la filmación, la cara de un perro está cubierta con vómito porque sus músculos esofágicos se volvieron muy débiles como para permitirle tragar adecuadamente. La baba gotea de las bocas de los perros cuyos músculos mandibulares se han debilitado. Según consta, algunos terminan completamente lesionados antes de cumplir los 6 meses de edad y la mitad de ellos mueren antes de los 10 meses de edad. Algunos ya  no pueden comer normalmente y deben ser alimentados a través de un tubo en el estómago. Aquellos que sobreviven lo suficiente, desarrollan problemas cardíacos. Un empleado reconoció: “No me gustaría estar en el lugar del beagle. El sufrimiento es real.”

PETA señala que existen obvias limitaciones a la aplicación de resultados de experimentos en perros, a humanos. Mientras tanto, las técnicas de avanzada como usar células no necesarias de pacientes con DMD para desarrollar curas específicas para la enfermedad, el desarrollo de formas para hacer crecer células musculares humanas saludables que puedan ser trasplantadas en pacientes con DM y la creación de plataformas de análisis de detección de drogas relevantes para humanos han llevado al desarrollo de terapias más alentadoras.

Para más información, por favor visite PETA.org.uk

 

#